Psicología

Inicio General Infancia y pantallas en la era covid.

Infancia y pantallas en la era covid.

Publicado por Lic. Maria V.

En la etapa de pandemia que estamos transitando las cuestiones de familia y crianza han sufrido serios cambios y tensiones. La escolaridad no presencial en Argentina durante todo el año 2020 ha requerido de cambios de roles y de una participación mucho más activa por parte de madres y padres.

Dentro de este contexto niñas y niños se han visto más que nunca apartados de sus vínculos de amistad y trasladados a un uso masivo y extensivo de las pantallas, que ya venían incluso previamente ganando terreno.

Dada la situación actual de vuelve esencial poder intervenir con iniciativas que no correspondan al uso de las tecnologías. El cansancio tantos de niño/as como de adulto/as es evidente, por lo tanto, se deben ofrecer alternativas lúdicas y expresivas que convoquen a la familia para así poder construir desde el vínculo y resguardar espacios que son primordiales desde el punto de vista de la salud.

Ya es conocida la presencia de pantallas constantemente ante niños y niñas muy pequeño/as. Desde antes del año de vida se ven expuestos a la tecnología. Esto, si bien es un recurso que puede servir ocasionalmente, no puede ser una herramienta de uso masivo. La tecnología es el vehículo de la velocidad, y nos transporta al mundo de lo inmediato. No hay dilación, y una vez dentro de ese sistema cualquier dilación genera síntomas de irritación y angustia.

A los adulto/as sin duda nos ocurre. Basamos nuestra vida en el uso de internet y cuando este se corta o presenta interrupciones la vida entera parece colapsar. Pero esto llevado a la infancia es un gran problema, porque hay modos de discernimiento y de desarrollo que aún no están alcanzados, no hay posibilidad de cuestionar mucho de esto, y el recorrido los lleva a crecer con esta realidad como la única viable o posible.

Por eso debemos intervenir para limitar y mostrar otras alternativas. No se trata de mantenerlo/as al margen de lo que sucede en el mundo: avances tecnológicos, juegos, etc. Pero sí de ayudar a limitar el acceso, y no permitir un uso indiscriminado. El niño o niña no conoce el límite, los adulto/as debemos marcarlo.

El tema de las pantallas en la infancia es algo que se aborda frecuentemente, pero debemos retomarlo aún con más ímpetu en esta etapa en que la virtualidad ha avanzado por necesidad. Es muy importante que los tiempos en que no se utilice la virtualidad por cuestiones de fuerza mayor se realicen actividades de dispersión que no se hagan por este medio. Al aire libre si esto e posible y con los cuidados necesarios, incluso una caminata por el barrio, poder observar lo que los rodea, jugar a algún juego clásico como el veo o veo, por ejemplo.

Es sumamente importante poder fortalecer espacios de despliegue creativo, con juguetes y materiales artísticos. Es indispensable que los niños y niñas expresen, generen, transformen su entorno, y no solamente que reciban pasivamente información o productos hechos por otro/as.

En la era del covid, donde la tecnología y el acceso a internet es prácticamente una necesidad básica, lo que no se corresponda con esta necesidad debe correrse a otro lugar. Tenemos que pensar a las dinámicas familiares en una etapa de transformación profunda, en una crisis que viene dándose desde hace tiempo ya pero que el encierro potenció y reactivó con más fuerza. Los modelos que quedan caducos tienen que dar lugar a nuevas formas, donde los límites, y el acompañamiento lúdico y emocional ocupen un lugar de importancia.

Categorías: General