Psicología

Inicio General La Eutonía

La Eutonía

Publicado por Malena

La sensación de decadencia que siente el hombre de hoy a su alrededor, lejos de ser algo negativo es algo necesario en cada etapa cultural de la humanidad en los comienzos de una nueva era. Sin los cambios y sin el surgimiento de nuevas ideas y estructuras, la subsistencia en la mayoría de las ciudades del planeta estaría condenada a perecer.

La Eutonía

Los avances tecnológicos esenciales, sin los cuales hoy en día nos sería imposible vivir, son superados por la nueva imagen que ha cobrado el hombre desde el siglo XVIII.

Las ciencias fragmentaron al hombre como resultado del predominio del análisis sobre la síntesis, pero a partir del siglo XX se ha comenzado a redescubrirlo como una totalidad indivisible.

Esta nueva conciencia todavía sufre resistencias pero es irreversible; el cuerpo del hombre no sólo está relacionado con su psique y con su espíritu sino que también comienza a incorporar al prójimo como parte de él mismo.

La nueva conciencia del cuerpo representa una nueva conciencia del hombre.

El significado etimológico del término eutonía es: tono correcto, es decir, tensión armoniosa, equilibrio de las distintas tensiones que coexisten en el cuerpo, que se logran con este método, por medio del cual se llega a experimentar la unidad psicofísica del hombre.

Uno de los objetivos de la eutonía es que el hombre llegue a su propia esencia, oculta por los hábitos y las exigencias del medio ambiente para que actúe en forma creativa.

Gerda Alexander (1908-1994) educadora nacida en Alemania, figura de prestigio mundial y creadora de esta escuela hace más de cuarenta años, sostiene que el hombre es más grande y más profundo de lo que hoy se supone y que ese hombre requiere también un ámbito más profundo y más amplio para su realización.

Existen diversos medios para alcanzar estos propósitos, como por ejemplo los ejercicios, que no imponen imitación de modelos como lo hacen otras disciplinas.

Pero esta técnica no se reduce a eso sino que además incluye la toma de conciencia del cuerpo, las variaciones voluntarias del tono, la técnica del contacto y la irradiación, el contacto espacial, el estiramiento, la ubicación de la zona de irradiación más allá del límite visible del espacio corporal, la compenetración con cada segmento de piel y cada espacio interior del cuerpo, incluyendo los vasos sanguíneos y los huesos.

Con un mínimo de esfuerzo se alcanza un máximo efecto.

En las últimas décadas hubo muchos intentos de acceder al conocimiento del sí mismo partiendo de la percepción corporal, ya sea por la vía del movimiento, del masaje, el ritmo o la palabra; porque si realizamos un inventario de las distorsiones corporales, de las anestesias cutáneas y de las contracciones musculares que padece la gente, nos conducirán con frecuencia a alteraciones psicológicas que deberán ser tratadas a su vez en condiciones apropiadas.

La eutonía es una modalidad terapéutica no dirigida y activa, donde la persona explora por si misma sus diferentes posibilidades de percepción y de movimiento. La meta consiste en permitirle al individuo recobrar la adaptabilidad de su tono muscular y devolverle la flexibilidad perdida por fijaciones producidas en la infancia.

La semejanza teóricas con el Psicoanálisis han influido para denominar esta técnica somatoanálisis.

Categorías: General