Psicología

Inicio General, Historia de la Psicología, Psicoanálisis Las ideas radicales de Otto Gross.

Las ideas radicales de Otto Gross.

Publicado por Lic. Maria V.

Otto Gross fue un personaje sumamente interesante del Psicoanálisis.

Errático, extremo en sus pensamientos y con gran capacidad de persuasión, Otto Gross ha intervenido para disruptir el seno del movimiento psicoanalítico, en momentos en donde ya el psicoanálisis de por sí era disruptivo.

Partiendo de la película ya mencionada anteriormente: Un método peligroso, donde se ilustra la participación de personajes que han quedado invisibilizados para la Historia, pero que han conmovido profundamente las visiones de dos de los exponentes más importantes del psicoanálisis y de la psicólogia toda: Sigmund Freud y Carl Jung.

Podemos conocer allí en su fugaz aparición la figura de Otto Gross, quien fue psiquiatra, psicoanalista y posteriormente anarquista austríaco.

Su postura radical postulaba el rechazo de la represión, y la liberación sexual. Era partidario de la antipsiquiatría, de la eutanasia, del feminismo y aceptaba la homosexualidad.

Sumamente vanguardista para la época pero extremo en sus concepciones. Para él primaba ante todo la libertad.

Consumía alcohol y drogas en exceso, llegando a la adicción.

Comprendía a la sexualidad como una forma de liberación, cuestionando los conceptos de monogamia establecidos socialmente.

Así de libre se sentía que se escapó de la Clínica Burgölzli en Suiza en la que estaba internado a causa de sus adicciones. Fue analizado por Jung, y, en ese intercambio, también, de algun modo lo analizó a él.

Sus ideas promovieron en Jung reflexiones profundas y cuestionamientos, así como también influyeron en H. D Lawrence, Franz Kafka y los iniciadores del Dadaísmo.

Su pensamiento llevaba a cuestionar las bases de los códigos sociales imperantes. Su capacidad de promover el cuestionamiento en otros incidió para que muchas de las ideas de su entorno florezcan y se enriquezcan.

Sin embargo, su radicalidad lo llevó a la pobreza. Siendo expulsado de los medios psicoanalíticos y aislado socialmente.

Sus escritos fueron desdeñados y despreciados por el Psicoanálisis de la época.

Su conducta extrema ponía constantemente en jaque el orden que el Psicoanálisis intentaba instaurar.

Fue co-fundador de la Comunidad Utópica de Ascona, una suerte de comunidad hippie del momento. Estas comunicades fueron intentos, durante el siglo XIX y la primera mitad del XX, de crear sociedades en pequeña escala, con propiedad colectiva y principios de colaboración y racionalización del trabajo y los recursos. Así se buscaba construir espacios de interacción más justos, contrarios a las normas y el poder imperantes en la Sociedad.

Pero en este caso Otto iba más lejos, promoviendo la libertad absoluta sin ningún tipo de restricción y la ausencia  de normas, hecho que lo llevó a ser despreciado y rechazado.

Mucho de este radicalismo se veía representado en la relación con su padre: Hans Gross, con el cual mantenía una relación compleja.

Se dedicaba a la Criminología y Otto era su único hijo. Frecuentemente rechazaba los determinismos de las teorías de su padre, y se escapaba continuamente de sus intentos por constreñirlo.

Debido a sus excesos, a Otto se lo acusó de mala praxis y fue declarado mentalmente insano.

Mas allá del extremismo de sus ideas es interesante observar que sus críticas y reflexiones son válidas al día de hoy. La defensa del feminismo, el debate sobre la eutanasia y la aceptación de la homosexualidad son temas que aún hoy están en lucha.

Una personalidad de aquellos tiempos que provoque esas rupturas dentro de las sociedades imperantes, es el gérmen de revoluciones y sociedades futuras.

Las ideas de Otto Gross son consideradas referentes de la contracultura. Se atrevieron a cuestionar lo establecido, y su incidencia provocó consecuencias en las ideas de otros.

Conocer su pensamiento debe valorarse más allá de los acontecimientos de su vida en particular. Los cuestionamientos que planteaba fueron y son siempre necesarios para permitir que una sociedad evolucione y progrese.

 

 

 

 

 

 

 

Categorías: General, Historia de la Psicología, Psicoanálisis