Psicología

Inicio General ¿Por qué las series se han vuelto tan populares?

¿Por qué las series se han vuelto tan populares?

Publicado por María Fay

El formato de la serie se ha popularizado en el último tiempo mediante el uso de plataformas digitales que nos permiten ver lo que queramos en cualquier momento.

Mas allá de ser este un avance de la tecnología, podemos preguntarnos qué es lo presente en este formato que ha atraído masivamente a la gente en detrimento del consumo televisivo.

Desde el punto de vista psicológico podemos decir que estos nuevos formatos corresponden a la característica de ser On Demand. Esto mismo nos da una pauta de que este término se refiere a la demanda de la persona como eje.

Así, uno demanda y recibe de manera instantánea. Propio de los sistemas actuales, que cada vez se acercan más a la satisfacción inmediata, intentando por todo medio posible anular la distancia entre el deseo y su satisfacción.

Esto tiene, por supuesto ambas caras. Por un lado, nos otorga más variedad y libertad de elección, así como también la oportunidad de organizar cuando queremos verlo.

Por otro lado, corresponde a la tendencia generada por el desarrollo tecnológico de tenerlo todo ya, condición que nos limita mucho más de lo que pensamos.

Ciertas condiciones que nos hacen parecer más libres en realidad nos transforman en esclavos del sistema.

Porque a razón de más opciones y más autonomía de decisión, nos genera la aparición de necesidades nuevas, incluso suma dependencia de este tipo de consumo.

Mas allá de la crítica que podamos hacer a este nuevo sistema, hay que reconocer las comodidades y propuestas que postula.

Siendo uno, nuevamente responsable de regular este consumo en pos de que sea funcional en nuestras vidas.

Fundamentalmente en el caso de los niños, donde este libre acceso tiene que ser controlado por el adulto.

Las series permiten la diagramación de una historia en episodios y temporadas que pueden verse tan seguido o espaciado como se prefiera.

La intención, en la mayoría de los casos, es la de generar un «enganche» en cada capítulo para impulsar al espectador rápidamente a continuarla.

En esto, la incidencia psicológica es también significativa. El diseño de las series más populares se realiza en base a cuestiones psicológicas masivas que producen este tipo de adhesión.

Podríamos pensar que algunos temas han convocado a gran cantidad de seguidores por una cuestión particular.

La iniciadora de todo, Lost, plantea una trama intrigante e incluso filosófica respecto de la vida y la muerte y que ocurriría después. Esto atravesado por la situación traumática de un accidente y la supervivencia.

Estos términos también se han visto en otras series y, como vemos, son preguntas que a la humanidad la implican desde lo más profundo.

En muchos casos, las series de este tipo funcionan como la mitología de otros tiempos.

A modo de respuestas alternativas a las preguntas centrales de nuestra existencia.

La temática de la muerte, la lucha por la vida, la competencia y la supervivencia suelen estar presentes en las series de ficción dramáticas que más convocan. Y esto tiene su razón de ser.

Aventuras y supervivencia post apocalípticas como en The Walking Dead. La muerte en batallas bélicas de competencia y lucha por la supremacía en Vikingos, la creación de mundos fantásticos que nos hablan de la familia, el poder, los peligros y la muerte en un mundo tan distinto al que conocemos como en Game of Thrones, nos muestra que muchas veces las series funcionan a modo de respuestas posibles. Construcciones que no «enganchan» porque sí, sino porque se han creado entorno a preocupaciones humanas centrales; que encuentran en estas expresiones, una vez más, el sentimiento de unidad tantas veces buscado.

Categorías: General