Psicología

Inicio General Psicologia de los comercios para que gastemos más

Psicologia de los comercios para que gastemos más

Publicado por Israel Rios

Siempre venimos hablando de la gran cantidad de posibilidades que nos ofrece la psicología a la hora de aplicarla a diferentes aspectos de la vida y como no podía ser de otra forma en el mundo de la empresa y de los negocios también es aplicada para poder captar la mayor cantidad de clientes y realizar la mayor cantidad de ventas.

Hoy vamos a ver las estrategias psicológicas que usan los supermercados a los que vamos cada día a comprar para que compremos mas de lo que necesitamos realmente.

timthumb.php

La verdad es que los seres humanos tenemos una mente fácil de dirigir a través de la sugestión de tal forma que grandes masa de personas pueden responder de igual manera a los mismos estímulos. En esto se basan las estrategias psicológicas para vender más en los supermercados.

Pueden haber elementos a nuestro alrededor que no percibimos o que pasamos por alto pero que están perfectamente diseñados y medidos para que compremos más en nuestro día semanal de compra en el supermercado de nuestro barrio o ciudad.

Se trata de captar a nuestro inconsciente mientras que nuestra mente razonativa pasa por alto todos los detalles que hacen que compre más y más.

Para ello usan estrategias como las siguientes:

Seguramente que verás que los carritos de compra de los supermercados son bien grandes, pues bien, esta es una de las estrategias. Se trata de una invitación a que lo llenes o a que lo veas medio vacío cuando hayas comprado lo que necesitabas como para invitarte a comprar más.

Cuando los encargados del supermercado quieren que compremos unos productos determinados los colocan a la altura de la cabeza y a la derecha. Esta es la posición en la que naturalmente y de forma espontáneo está dirigida nuestra atención.

Uno de los trucos más viejos y quizás el más conocido es el de poner nueves en los precios, o sea, en vez de poner que un producto cuesta 20 dólares colocar que cuesta 19,99. Es solo un céntimo pero realmente funciona y se sigue usando en todo el mundo.

Aunque no se aconseja el cambio de posición demasiado frecuente de los productos de la tienda, si es recomendable realizarlo cada cierto tiempo con el objetivo de que no realicemos una compra automática sino que nos fijemos en todo y, por lo tanto, en nuevos productos.

Otra estrategia que tiene que ver con la posición de los productos en el supermercado es la de colocar los productos más básicos en la parte final para obligar de alguna manera a pasar por el resto de secciones y poder así llamar la atención sobre algún producto que no llevas en el listado de la compra.

Seguimos con el posicionamiento de los productos para ver que en todos los supermercados nos encontramos con pequeños productos muy apetecibles como chicles, dulces o maquinillas de afeitar, etc, en las cajas donde nos cobran para que realices una compra en el último momento.

También los productos más caros y que menos vamos a necesitar se colocan en las cajas.

Categorías: General