Psicología

Inicio General ¿Qué es la misoginia y cómo reconocerla?

¿Qué es la misoginia y cómo reconocerla?

Publicado por Lic. Maria V.
Misoginia, Definición: nombre femenino. Aversión a las mujeres o falta de confianza en ellas. La misoginia incluye la discriminación, denigración y violencia contra la mujer.
Es importante reconocer datos sobre la misoginia, porque inicialmente se asociaba a casos extremos o de marcada notoriedad. Sin embargo observemos que en su misma definición se incluye la «falta de confianza». Es decir, cualquier indicio que sugiera que por el hecho de ser mujer una persona no podría o tendría menos posibilidades de prosperar o de resolver cualquier situación que se le presente.
No es necesario entonces llegar a extremos para observarla en lo cotidiano. Y, ¿de qué serviría reconocerla? Es sumamente importante para poder intervenir en los casos en que sea necesario y ayudar a desarmar discursos o juicios que están instalados socialmente y que muchas veces no se reconocen siquiera como agresivos o problemáticos.
La misoginia interviene toda vez que un hombre considera que puede resolver el asunto en cuestión de manera más efectiva que una mujer, solamente por esta diferencia de género. Esto ocurre fundamentalmente en áreas consideradas culturalmente como terreno del hombre: como las finanzas, el mundo competitivo laboral o, entre muchos otros ejemplos, el manejo de un automóvil. El popular gesto de discriminación hacia una mujer que maneja se desprende de una idea nuclear que es misógina.
El juicio sobre la vida amorosa o sexual de una mujer también es misógino. Aún hoy se escuchan comentarios descalificativos en relación a las elecciones amorosas y/o entorno a la sexualidad femenina. El goce de la mujer continúa siendo juzgado y censurado tanto por hombres como también por muchas mujeres.
Al asociar Misoginia con la idea común de Odio a las mujeres, se la suele ver enmarcada en situaciones más extremas. Y, aunque lamentablemente a diario estamos en contacto con noticias que nos muestran que este odio y violencia extrema no cesan de manifestarse, son incontables las veces que comentarios y discursos misóginos nos pasan por delante a veces sin darnos cuenta.
Visibilizar la misoginia en sus mecanismos más sutiles es fundamental para poder desarmarla en nuestro entorno más cercano. El preconcepto del «no poder» «o el «no poder hacerlo tal como el hombre» abunda en situaciones del día a día masivamente.
Muchas de estas conductas responden a aquel discurso que señala al hombre como un ser que debería ser capaz de hacer y resolver todo. El discurso patriarcal ubica al hombre en posición de poder, y esto implica una suposición de que nadie puede o debería poder hacerlo mejor que él. Este sello identitario de «Superhéroe» es el responsable de la frustración masculina cada vez que algo no resulta como planea, y está en el origen de gran cantidad de proyecciones agresivas hacia la figura de la mujer.
Misoginia es reducir a una mujer a sus características físicas, menospreciar sus capacidades y/o subsumirlas a cuestiones físicas o sexuales, reducirlas en cualquier aspecto a un mero producto de consumo masculino, excluirlas de ciertos ámbitos o conversaciones solamente por ser mujeres, pretender que se aboquen exclusivamente a ciertas tareas en detrimento de otras, etc.
La misoginia está entretejida en nuestra red social de manera cotidiana. Es labor de todas y todos visibilizar y contribuir para que eso cambie.

Categorías: General