Psicología

Inicio Personalidad No es tan fácil

No es tan fácil

Publicado por Israel Rios

Todos nos hemos encontrado y nos seguimos encontrando con personas de esas que llamamos negativas, de las que encuentran una pega o problema para cada solución que se propone ante una situación en la que debemos buscar una solución conjunta.

Podemos decir que son personas pesimistas que nunca son capaces de ver lo positivo incluso aunque lo tengan enfrente de ellos, aunque la solución esté delante suyo ya sea porque es fácil de ver, ya sea porque prefieren vivir en un continuo estado de negatividad.

pesimista-u-optimista-400x265

Esto llega hasta el punto de que incluso las personas positivas son molestas para ellas. Es como si su vida se basara en esa negatividad en la que se regocijan hasta el punto de que todo se tambalearía si les faltara.

Detrás de sus palabras con las que dicen que no es tan sencillo buscar una solución al problema planteado incluso cuando se están dando soluciones hay un personalidad que no quiere cambiar esta situación, alguien que prefiere que el problema persista quien sabe si como justificante de muchas otras situaciones.

Esto nos sirve para explicar que los límites ante lo que sucede a nuestro alrededor los pone nuestra mente. Es nuestra mente la que pone y quita barreras ante los problemas de la vida de tal forma que estas personas negativas bien podrían encontrar soluciones y ponerlas en práctica y cambiar sus vidas. Se trata tan solo de una actitud mental ante la vida.

A veces algo no es tan fácil no porque realmente no lo sea sino por los impedimentos mentales que ponemos y por otro lado hay personas que ante retos realmente difíciles lo transforman en algo aparentemente sencillo, igualmente por su actitud mental ante estas situaciones.

El problema es cuando nos ponemos nuestros propios límites o nos los ponen a lo largo de nuestra vida y nos los creemos de tal forma que acaban formando parte de nosotros mismos, de nuestra forma de ser, de nuestra personalidad. El problema es creérselo y no hacer nada para emprender un cambio que nos lleve a pensar de otra manera más positiva, lo cual es una opción nuestra, algo que aunque no lo sepamos o nos parezca imposible es una opción nuestra.

En definitiva, la vida es muy sencilla en realidad, es nuestra mente o nuestra forma de ser lo que realmente lo puede llegar a complicar todo.

Pero que resortes hay detrás de las personas que se ponen sus propios problemas.

Uno de los principales resortes es el miedo, que además es uno de los resortes principales ante muchos problemas emocionales y psicológicos.

Miedo a cambiar las situaciones de tal forma que prefieren dejar las cosas como están buscando esa seguridad que las personas con miedo buscan.

Las actitudes derrotistas de no dar el primer paso para encontrar una solución pensando que no la hay y egocéntricas en las que nos regocijamos en nuestros problemas son otros de los resortes secretos detrás de esta actitud.

Pero también podemos cambiar esta actitud, primero con una verdadera actitud de cambio, dejar de pensar en términos de pérdida y pensar en términos de ganancia, o sea, dejar de pensar negativamente para pensar de forma positiva.

Categorías: Personalidad