Psicología

Inicio Psicoanálisis Cuando falta la falta

Cuando falta la falta

Publicado por Betina Ganim


Jacques Lacan nos reenvía, en su Seminario sobre La Angustia, a releer el texto de Freud sobre «lo ominoso», porque dice que allí tenemos el eslabón fundamental para abordar el tema de su seminario. Esto lo dice al terminar su tercera clase(que estuvimos viendo los posts pasados).

Así como Lacan abordó el inconsciente mediante el «witz» freudiano, abordará ese año (’62-’63) la angustia mediante el «Unhemlichkeit» freudiano. Lo unheimlich es aquello que surge en el lugar donde debería estar el menos fi. Todo parte, nos indica Lacan, de la castración imaginaria, porque no hay imagen de la falta. Entonces, cuando surge algo ahí, lo que pasa es que «falta la falta».

Lacan dice que tal vez parezca esto que dice algo del orden de la agudeza, estilo al que nos tiene acostumbrados, pero no le importa…él quiere hacernos observar con esto que si bien pueden producirse muchas anomalías, aún así no es eso lo que angustia. Ahora bien, si de repente eso no falta, es en ese momento que comienza la angustia.

enigma

Luego nos reenvía otra vez a Freud pero a su texto «Inhibición, síntoma y angustia», donde encuentra la clave de esto que nos acaba de decir, cuando el mismo Freud, bajo su pluma, se refiere al término «pérdida de objeto».

Ya en su clase posterior, la clase «Más allá de la angustia de castración», es donde Lacan, nos dice, espera poder dar el verdadero sentido de su investigación.

Vuelve a escribir el esquema óptico. Y dice para que es mediante el fenómeno de la angustia -y mediante el sitio que él designó como propio de la angustia- que se trata de profundizar sobre la función del objeto en la experiencia analítica.Menuda tarea por delante. Sigámoslo en su elaboración. ¿qué es esto de que la angustia es la falta de la falta?

Anuncia en su seminario un escrito del que recomienda su lectura a aquellos que siguen su enseñanza. Es el escrito «Subversión del sujeto y dialéctica del deseo en el inconsciente freudiano». Allí, dice Lacan, encontraremos el desarrollo de su «grafo del deseo». ¿Por qué Lacan anuncia esta próxima edición y que escribió ya hacía dos años? Porque lo que enmarca la función del objeto en la que nos adentraremos, es justamente la subversión del seujeto y la dialéctica del deseo.

Este trabajo de Lacan no había gozado de una buena aceptación por parte de determinados filósofos, dice, en tanto lo que se pone en cuestión es precisamente el objeto: el objeto de deseo.

En el esquema óptico Lacan nos señala el i(a), y dice que en ese lugar, en el Otro lo que hay es una imagen reflejada de nosotros mismos; autentificada por el Otro, pero ya es problemática, dice Lacan. Porque esa imagen tiene una falta. Es justamente esa imagen la que orienta el deseo; una imagen que tiene para el deseo una función de captación: en esa imagen el desoe no solamente que está velado, sino que además está en relación a una ausencia, a una falta.

FUENTE: LACAN, JACQUES. EL SEMINARIO DE JACQUES LACAN, LIBRO 10, LA ANGUSTIA. CLASE III «DEL COSMOS AL UNHEIMLICHKEIT» Y CLASE IV,»MÁS ALLÁ DE LA ANGUSTIA DE CASTRACIÓN»

Categorías: Psicoanálisis