Psicología

Inicio Psicoanálisis El gozo-sentido

El gozo-sentido

Publicado por Betina Ganim


En el post anterior les hablé de alguna manera, de por qué James Joyce era abordado por Lacan. Qué saber le dio Joyce al psicoanálisis. Una referencia literaria diferente, singular, un uso de la letra que es diferente al uso del significante, en tanto es una letra que no es «para que signifique» (como explica Jacques-Alain Miller en su curso «Piezas sueltas»). Fundamentalmente contamos con «Finnegans Wake», la obra en la que Joyce llega al límite, «desnudando» a la literatura su semblante.

lo real

Esta obra enseña al psicoanálisis la capacidad de lograr producir significados nuevos. Porque en el ejemplo que usa Lacan, «Finnegans Wake», una palabra puede tener infinitas resonancias, distintas «estratificaciones» (una palabra que Miller subraya), significaciones, de las cuales solo nos conformamos con una sola y «tosca» significación.

En relación a esas estratificaciones, Miller sostiene que el lenguaje que usamos habitualmente está en el estrato 0 (cero). Sin embargo, con Joyce tenemos un conjunto infinito.

En «Lituratierra» Lacan hablaba de que el inconsicnete y el síntoma estaban hechos de «gozo-sentido», atendiendo a la homofonía en francés de «jouis-sense» y «jouissance». Esto, dice Miller, tenemos que seguirlo hasta cierto punto, porque a pesar de que el mismo Miller hizo un mundo de esta cuestión, transmitiéndolo por años, reconoce que esta mención en Lacan solo sirve de puente a lo que conocemos como su ñultima enseñanza. Porque en algúnn punto, esto se había convertido en un «obstáculo epistemológico» a la hora de seguir la dirección del sinthome.

El «gozo-sentido» entonces conviene pensarlo solo como una preparación hacia la separación entre goce y sentido.

Antes de que Lacan empiece a dar su Seminario «El sinthome» (y que nosostros conocemos como el «Seminario 23») dio una conferencia que luego ha sido recopilada en la publicación que hace Miller: «Otros Escritos». Esa conferencia la dio Lacan como inicio del simposio Joyce, y allí dice como de pasada, que el goce del sinthome es opaco, en el sentido de que excluye al sentido (por eso lo del goce-sentido es solo un avance que hace Lacan para definitivamente llegar a este punto del goce sin sentido)

Entonces, dice Miller, tenemos que diferenciar dos goces:
– el goce transparente, el goce del sentido;
– el goce opaco, el goce fuera de sentido

Estamos ahora en la pista de algo fundamental: por un lado tenemos ese goce-sentido que tiene que ver con el goce del objeto a. Esto, dice Lacan en su Seminario 20, Aun, es solo el «núcleo elaborable del goce» eso que puede circular perfectamente con los significantes y el sujeto del significante.

Es como un goce que «no hace mal a nadie», un goce que puede tener al significante de compañero, y que se se lleva bien con el sujeto barrado: $. Es un goce moldeable, un agujero que contiene…Un molde preparado con antelación, dice Miller. Es decir, que un redondel hecho con una cuerda ya es diferente a «agujero».

En este caso (ya seguiré la próxima con el otro tipo de goce) el analista extrae ese «a» para transformarlo en semblante.

FUENTE: MILLER, JACQUES-ALAIN. «PIEZAS SUELTAS» LOS CURSOS PSICOANALÍTICOS DE JACQUES-ALAIN MILLER» ED. PAIDÓS.

Categorías: Psicoanálisis