Psicología

La Letra

Publicado por Betina Ganim

En los Escritos, Lacan comenta el cuento de Edgar Allan Poe “La carta robada”, para demostrar la compulsión de repetición, el automatismo y la determinación simbólica (la determinación del significante)

Lacan toma esa carta como equivalente del falo (en relación a su escrito “La significación del falo”)

la letra

En relación a este cuento, hay un agregado en el año 1966, ligado a la formalización de esa misma lectura, las leyes simbólicas que determinan en sus efectos al sujeto.

En el Seminario 18, hay una relectura desde la introducción del gran Fi= CARTA= LETRA= FUNCIÓN.

En este cuento, la carta es el secreto sexual de la reina, tiene una significación sexual, digamos. Lacan se preguntaba el porqué de tanto lío, por qué tanto escándalo con el tema del sexo. A todos nos llegó esta carta, esta función. Hay una primera vez donde esa función hizo carne en el cuerpo.

Lacan ante esa pregunta de por qué tanto lío, dice que es porque se trata del Goce, del goce fálico, por eso tanto lío. Porque esto supone una inyección de goce, introduce una satisfacción, produce algo en el cuerpo que llama a regularse.

En este momento, la categoría que viene ahí es la de Discurso de Amo, el Otro, el lenguaje, etc. El inconsciente como un invento para hacer algo con el Goce fálico Si bien no viene con un manual, el inconsciente hace algo con eso.
La categoría que Lacan usa es el Discurso del Amo, el Inconsciente, que lo escribe así:

S1 S2
$ a

Es decir que el Goce fálico, Gran Fi, tiene una regulación por el ordenamiento del Discurso del Amo, como mandato de goce. Ya tiene un carácter de imperativo. El sujeto no hace más que responder a eso. Se trata de un orden de goce que se dirige a un saber.
El Amo como tal, no sabe, por eso es Amo. Se dirige a un saber para que produzca un objeto que complete la división subjetiva. Eso arma un fantasma:

S1 S2
$ losange a

Que exista esta letra Gran Fi, es previo al discurso que va a tratar de regularla; y siempre eso va a ser un sistema de ficción. El Amo la fabrica para sostener ese goce: el objeto a, le produce un fantasma (el Otro sexo para el discurso del amo es un fetiche: mujer= es culo-tetas)

¿Qué quiere decir «No existe uno que No»? Que no existe una que no le haya llegado esa letra. Lacan dice que la letra feminiza, porque eres «poseído» por eso, por la letra. Lacan tematiza 2 efectos:
1. Feminización
2. Sujeto barrado: causación del sujeto, antes del advenimiento del S2 (Saber)

Si entendemos esta carta como inyección de goce, es algo, un significante que no remite a nada. Es un significante solo. Si Lacan lo pensó como un Significante, lo pensó como un extra, afuera, y que impacta en el conjunto de los significantes (sidtema) como un meteorito.

En el cuento de Poe, el ministro es el poseedor de esa letra; la reina queda en el lugar de objeto absoluto. Ella cree que es la reina, cree en ese significante, por eso tanto miedo. Se siente toda del Ministro. Es la propia instalación de la reina en la relación a la carta. Esto es un efecto de feminización.

Reina y ministro comparten un fantasma: que él la tiene y ella lo cree capaz de todo. Eso la angustia y va a llamar a la policía.

Lacan dice que nadie zafa de esa carta. La carta siempre llega a su destino.

FUENTE: SUAREZ, NESTOR E. «Lacan contra Todo» Seminario inédito, La Plata, 2003.

Categorías: Psicoanálisis