Psicología

Inicio Psicoanálisis Mito y verdad

Mito y verdad

Publicado por Betina Ganim

“No hay relación sexual”. Muchas veces he tomado este axioma lacaniano para abordar distintas cuestiones clínicas.

Podemos decir que es recién en el Seminario 18 (De un discurso que no fuera del semblante) que leemos que Lacan por primera vez hace un planteo formal de esta “no relación sexual”.

Esta axiomática lo lleva a pensar en el origen del lenguaje, y qué relación hay con ese axioma. ¿Hay lenguaje porque no hay relación sexual? ¿O hay no relación sexual porque hay lenguaje? NO HAY RELACIÓN SEXUAL POR EL LENGUAJE.

mito y verdad

La “no relación sexual” implica una hiancia en donde se ubica tanto el lenguaje como el goce.

Y el síntoma sería como lo no arreglado de la hiancia por el lenguaje.
El lenguaje va a ser siempre un modo de arreglar el problema de la no relación sexual.

Miller en “El hueso de un análisis” aborda el tema de la no relación sexual. Dice que no hay relación sexua escrita. Tenemos la dimensión instintiva como una escritura (que ocurre en los animales).

En cuanto a los seres parlantes, no hay escrito “macho” y “hembra”, sino que es necesario una operación del lenguaje.
El lenguaje es lo que permite ubicarnos en el ser o el tener (el falo)

Es el lenguaje el que da leyes que intentan organizar este tema; siempre va a estar intentando arreglar esta hiancia, por medio de mitos como hechos de lenguaje (Edipo, Horda primitiva) Y fantasmas, constituídos por el lenguaje.

A la inversa, a partir de los hechos del lenguaje, ¿cómo llegamos a la no relación sexual? Por ejemplo a partir de las teorías sexuales infantiles.

Ahora bien, la cuestión es que en un momento estructural, tenemos un Otro barrado, tachado, que se traduce en la inconsistencia del Otro. El Otro no está completo.
Y tenemos un cuerpo como sensación enigmática.

En el fondo, para todo ser parlante, todo termina en una inconsistencia del Otro, por diferentes cuestiones (el Otro no sabe, no puede, no tiene…hay algo más allá de él). Y aparecen así las primeras preguntas, y las respuestas son evasivas; entonces queda un significante sin significado, y un goce sin significar. Esto para Freud va a dejar los saldos sintomáticos de la investigación infantil.

Hay que decir que en un primer momento de la enseñanza de Lacan, desprendía los síntomas del mito (lo que los mitos no lograban arreglar)

Tomemos la parte del mito. Lacan da una forma discursiva: cuando no se puede dar cuenta de una verdad, aparece el mito. Pero se trata aquí de algo diferente: se trata de algo que no puede ser transmitido de la definición de la Verdad. No se puede decir lo verdadero de lo verdadero.
Lacan dice que no hay metalenguaje, porque todo lenguaje sería una enunciación de primer orden. Sería lo intransmisible de la verdad.

El mito es cualquier enunciado que corte con esto, es lo que impide seguir indagando e indagando. Esta es la relación del mito con la verdad.

Seguiremos con el tema en el próximo post.

FUENTE: SUAREZ, NESTOR E. Seminario “Lacan contra todo”, inédito

Categorías: Psicoanálisis