Psicología

Inicio Ansiedad Derreflexiona y descongestiona tu mente

Derreflexiona y descongestiona tu mente

Publicado por María Gómez

Nos encanta la auto-observación. Tener la oportunidad de ser duros con nosotros mismos, que nos compadezcan por nuestra vida mediocre. Nos obsesionamos haciendo críticas compulsivamente y cuanto más lo hacemos peor nos sentimos. Como consecuencia, el problema se suele agravar y cada vez gestionamos la situación de una manera menos eficaz y positiva.  Al contrario, nos invade el catastrofismo e iniciamos una ronda de lamentaciones sin poner remedio de manera proactiva o espontánea. Por otro lado, ese mismo hecho nos enfurece y nos genera altos niveles de frustración.

woman-1586499_1920

Hoy queremos transmitir la existencia de una herramienta para salir de este círculo vicioso. Es una técnica sencilla en  la teoría pero qué cuesta poner en práctica porque no tenemos el hábito de “desconectarnos”, de dejar de mirarnos el ombligo por un rato.  Conocida como la técnica de derreflexión, la clave de su éxito reside en ignorar el problema para dejar un espacio libre donde el individuo puede actuar y concentrar toda su energía.  Se desencadenará una reducción de la ansiedad.

No deberíamos  percibir como obligatorio,  reflexionar sobre todo lo que sucede, sobre cómo nos comportamos.  En no pocas ocasiones, lo más beneficioso es aceptar con naturalidad y recibir con espontaneidad inconscientemente.  De este modo, dejamos de entorpecer y de complicar la situación  queriendo controlarlo todo.

En resumen,  se trata de estar dispuesto a abandonar el egocentrismo y la hiperreflexion. Empezaremos por ignorar signos, vestigios o manifestaciones de la fuente de angustia. No les haremos el más mínimo caso. Suena divertido, ¿no crees?

Una vez que nos despojamos de lo negativo, es preciso actuar hacia lo positivo enfocándonos en adaptar una actitud de apertura hacia nuevos planteamientos.  Preparemos nuestra mente para que navegue con otro rumbo. Como en el deporte es cuestión de práctica dominar la disciplina.

Los beneficios de esta evolución interna que te conducirá por el sendero del crecimiento personal, no se harán esperar. Eso sí, te encontrarás con un camino lleno de sorpresas y de incertidumbre porque tendrás que destruir tus cimientos a los que estás acostumbrado, para levantar otros sobre los que apoyar tu vida en dirección contraria.

Las estrategias subyacentes pasan por alejarse de las fuentes de desequilibrio, acercarse a personas y experiencias significativas buscar y disfrutar de una vida plena eliminando preocupaciones excesivas, continuamente buscando el sentido vital, independientemente de las circunstancias externas,  siempre que ésta no comprometa la seguridad o la supervivencia del individuo.

Entrenarse en esta técnica, te permitirá desarrollar la intuición puesto que eliminaremos todos esos factores contaminantes propios de la generación de pensamientos constantes.

El eclecticismo actual “impone” tener la mente abierta hacia la logoterapia y sus variantes si no como tratamiento principal, al menos como técnica complementaria en una intervención que precisa incidir en varios frentes a la vez. La técnica de derreflexión añade un punto de originalidad ya que su premisa parte de olvidarse a sí mismo para poder centrarse en uno mismo. Pasémonos por alto, quitémonos importancia, y de esta manera nos lo estaremos dando todo. Acepta el reto.

 

Categorías: Ansiedad