Psicología

Inicio Personalidad El autoconcepto y cómo lo formamos

El autoconcepto y cómo lo formamos

Publicado por Israel Rios

El autoconcepto es la imagen que tenemos de nosotros mismos y a través de esa imagen que tenemos de nosotros mismos es que vemos el mundo que nos rodea.

Es básico saber cómo nos formamos la imagen de nosotros mismos para darnos cuenta de lo subjetiva que esta llega a ser.

Esto podemos comprobarlo observando e investigando como otras personas de nuestro entorno se forman un concepto de nosotros mismos y comparándolon con la imagen que tenemos de nosotros. Este es un arriesgado experimento pero que nos puede llevar a obtener una idea mucho más cercana a lo que somos realmente y cómo se ha separado de la realidad la imagen que a lo largo del tiempo nos hemos formado de nosotros mismos.

autoestima-y-autoconcepto

Este término en el mundo de la psicología no se suele usar por ser demasiado indeterminado usando màd bien conceptos como el de autoestima que es mucho más mensurable por parte de los profesionales de la psicología.

Volviendo al tema del autoconcepto este se forma a diferentes niveles incluido el nivel físico o psicológico.

Es curioso como personas con vigorexia o con anorexia crean un autoconcepto físico completamente distorsionado de sí mismos de tal forma que no se ven en el espejo como los demás los ven y es por eso que siguen con sus dietas para seguir adelgazando o con el gimmasio para crear más y más músculo.

Este autoconcepto está formado por miles de ideas que se nos han ido introduciendo por nosotros mismos o por las gentes de nuestro entorno y todo esto a través de una reinterpretaciòn realizada por los tamices de nuestra educación, personalidad, etc.

Podemos matizar mucho más lo que es la definición del autoconcepto a través de una serie de matices importantes como por ejemplo que se trata de una imagen estable y difícilmente cambiante a lo largo del tiempo o sea, bastante estable.

Se puede decir que hay conceptos centrales del autoconcepto que dificilmente vamos a cambiar sobre nosotros mismos pero alrededor hay ideas menos centrales que son más faciles de cambiar a lo largo de los años.

Esta cantidad de conceptos es tan alta y tan cambiante a lo largo del tiempo que nos parece que el autoconcepto en general es bastante cambiante también.

Este autoconcepto es más cambiante cuando somos más jóvenes y más rígido cuando somos más viejos. Esto es lógico ya que en la adolescencia sufrimos una gran cantidad de experiencias nuevas a las que nos tenemos que enfrentar y que nos van ayudando a darnos cuenta como somos realmente poco a poco.

Sin embargo en las edades adultas más avanzadas ya hemos pasado por una gran cantidad de experiencias a las que enfrentándonos nos han ido ayudando a formar este autoconcepto de una forma más definitiva.

Aunque puedan parecer conceptos iguales el autoconcepto y la autoestima son ideas diferentes que un psicólogo debe de aprender a diferenciar.

Categorías: Personalidad